8 de febrero de 2024

Como obtener la Residencia en España

Temas:

conseguir permiso de trabajo

España, un destino anhelado por muchos, ofrece oportunidades únicas para quienes desean comenzar una nueva vida. Sin embargo, alcanzar la regularización en este país puede plantear desafíos, especialmente para aquellos que se preguntan cómo hacerlo sin necesidad de regresar a su país de origen.

En este artículo, abordaremos una cuestión crucial: las vías para regularizarse en España y como conseguir permiso de trabajo. Exploraremos detenidamente estas vías, presentando información actualizada y valiosos consejos que te ayudarán a navegar por el proceso de regularización de manera efectiva y legal. Ya sea que te encuentres en España en la actualidad o planees tu futuro en este país, este artículo está diseñado para ti.

Cómo Obtener la Residencia en España

Obtener la residencia en España es crucial para asegurar una vida plena y segura en el país. El proceso puede complicarse al tener que gestionar un visado desde tu país de origen antes de ingresar a España. Por ello, muchas personas consideran la posibilidad de obtener la residencia mediante circunstancias excepcionales, como las autorizaciones de arraigo, destinadas a aquellos que ya residen en España de forma irregular.

Hay diversas formas de obtener un permiso de trabajo en España, pero no todas permiten solicitarla estando en el país de manera irregular. Sin embargo, si te encuentras en España y no puedes o no deseas regresar a tu país por diversas razones, tienes la opción de solicitarla aquí, incluso si te encuentras en situación irregular.

Pasos para obtener la residencia y conseguir permiso de trabajo en España:

Es son los pasos fundamentales que te permitirán obtener la residencia y conseguir permiso de trabajo en España:

Empadronamiento: esencial para demostrar la duración de tu estancia en España y necesario para diversos trámites legales.

Permanencia Continua: cumplir con el tiempo mínimo requerido en España de manera continua durante el proceso, las ausencias del país.

Historial Limpio: mantener un historial limpio, evitando cualquier antecedente penal durante tu estancia en España, ya que es crucial para tu solicitud.

Existen varias formas de obtener la residencia en España. Algunas requieren que te encuentres en situación regular durante los primeros 90 días como turista o que solicites el permiso de residencia en el consulado español antes de llegar a España.

Pero, ¿qué hacer si deseas obtener la residencia estando en situación irregular?

A continuación, exploramos las cinco principales vías para regularizar tu situación y conseguir los papeles en España.

1. Arraigo Social

La residencia por arraigo social es, quizás, la opción más frecuentemente utilizada para obtener la autorización de residencia y trabajo en España, ya que permite solicitarla estando ya en territorio español, independientemente de si nunca has tenido residencia legal o si la perdiste por cualquier motivo.

Los requisitos para obtener esta residencia son:

Debes demostrar haber residido de manera continua en España durante al menos tres años, y durante ese periodo, las ausencias del país no deben exceder los 120 días para que se cumpla este requisito. Por lo general, esta presencia se acredita mediante el certificado de empadronamiento, aunque también es posible acreditarla con otros medios de prueba en caso de que no estuvieras registrado.

Debes acreditar que cuentas con recursos económicos. Esto suele hacerse a través de un contrato de trabajo, aunque este contrato, conocido como oferta de empleo o compromiso de contratación, no te convertirá en empleado ni te dará de alta en la Seguridad Social hasta que se te otorgue la residencia. Si no tienes un empleador dispuesto a contratarte, aún puedes solicitar el arraigo social sin un contrato, siempre que demuestres que dispones de recursos económicos propios o que emprenderás una actividad laboral por cuenta propia.

Debes carecer de antecedentes penales tanto en España como en los países donde hayas residido previamente, por delitos contemplados en la legislación española.

Debes tener lazos familiares (como cónyuge, pareja de hecho registrada, ascendientes o descendientes en primer grado y línea directa) con otros extranjeros residentes o con ciudadanos españoles. Alternativamente, puedes presentar un informe que respalde tu integración social, emitido por la Comunidad Autónoma o el Ayuntamiento de tu lugar de residencia habitual.

La residencia por arraigo social es una vía accesible para aquellos que han permanecido en España en situación irregular durante un período prolongado y cumplan con los requisitos establecidos.

Para obtener información detallada, consulta este post especial de Arraigo social

2. Arraigo Laboral

La residencia por arraigo laboral es una opción disponible para aquellos que desean obtener autorización de residencia en España y que han estado en el país de forma irregular durante al menos dos años. Además, durante ese período, es necesario haber mantenido relaciones laborales cuya duración no sea inferior a seis meses. Esta opción es especialmente favorable para aquellos que anteriormente tenían un permiso de residencia que venció y no fue renovado, así como para aquellos que han estado trabajando en situación irregular.

Los requisitos y documentos necesarios para solicitar esta residencia son los siguientes:

  1. Haber permanecido en España de manera continua durante un periodo mínimo de dos años. Se considera que la permanencia es continua siempre y cuando las ausencias no hayan excedido los 90 días en los dos últimos años.
  2. Demostrar la existencia de relaciones laborales cuya duración no sea inferior a seis meses.

Para conocer todos los detalles, te recomiendo revisar este post de Arraigo laboral

3. Arraigo Familiar

La residencia por arraigo familiar es una opción disponible para familiares de ciudadanos españoles y aquellos con vínculos similares que desean obtener autorización de residencia en España. Lo destacado de esta vía es que no requiere un período mínimo de permanencia en España y se aplica a familiares directos, tutores legales y cuidadores de personas de nacionalidad española.

Esta autorización de residencia temporal se otorga en circunstancias excepcionales a ciudadanos extranjeros que ya se encuentran en territorio español y que cumplen con uno de los siguientes criterios:

  • Ser padre o madre de un menor de nacionalidad española.
  • Ser hijo o hija de padre o madre que hubieran sido originalmente españoles.
  • Ser cónyuge o pareja de hecho acreditada, ascendiente o descendiente de persona española.

La solicitud de esta residencia se realiza estando ya en territorio español y, en esencia, implica demostrar un vínculo de parentesco ascendente (si eres padre o madre) o descendente (si eres hijo o hija). Esto se realiza mediante la presentación de la partida de nacimiento del progenitor español y, en su caso, del abuelo o abuela españoles de origen.

Esta vía ofrece una oportunidad para que los familiares de ciudadanos españoles puedan establecerse legalmente en España y disfrutar de los beneficios de la residencia en el país.

Para obtener información detallada, consulta este post de Arraigo familiar.

4. Arraigo para la Formación

El arraigo para la formación es una opción de residencia por circunstancias excepcionales que tiene una duración inicial de un año, con la posibilidad de extenderse hasta dos años. Esta autorización permite a los extranjeros que se encuentran en situación irregular en España obtener un permiso de residencia con el propósito de estudiar y formarse en el país.

Este nuevo tipo de arraigo se concede a aquellos inmigrantes que han permanecido en situación irregular durante al menos dos años y tienen la intención de iniciar una formación reglada que les permita obtener un título al completar sus estudios. Dicho título debe habilitarles para ejercer una profesión específica relacionada con su formación.

No obstante, obtener esta autorización no es tan simple como inscribirse en cualquier curso. No todos los programas de formación son elegibles para el arraigo para la formación.

En resumen, el arraigo para la formación brinda a los extranjeros en situación irregular la posibilidad de obtener un permiso de residencia que les permite estudiar en España durante un período de 12 a 18 meses y obtener una cualificación que les habilitará para trabajar en un campo específico. Para acceder a esta opción, es necesario haber permanecido en situación irregular en España durante al menos dos años. Puedes ver información detallada en este post de Arraigo por formación.

5. Tarjeta como Familiar de Comunitario

Los ciudadanos extracomunitarios que tienen familiares españoles o de un país de la Unión Europea tienen la posibilidad de solicitar una tarjeta de residencia que les permite trabajar en España, tanto por cuenta propia como ajena. Esta tarjeta de residencia tiene una duración de cinco años.

El derecho a la residencia se origina en el momento en que se establece el vínculo con un ciudadano europeo. Por ejemplo, en el caso de un cónyuge, este derecho se adquiere desde el momento del matrimonio. Sin embargo, la legislación nos obliga a solicitar esta autorización cuando decidimos establecer nuestra residencia en España.

Los familiares que tienen derecho a solicitar la tarjeta comunitaria incluyen:
1. El cónyuge, siempre que no haya habido una declaración de nulidad, divorcio o anulación del matrimonio.
2. La pareja con la que se mantiene una unión similar al matrimonio, inscrita en un registro público en un Estado miembro de la Unión o en un Estado parte en el Espacio Económico Europeo, siempre que no se haya cancelado dicha inscripción. Las situaciones de matrimonio y registro de pareja se consideran incompatibles entre sí.
3. Los hijos directos del ciudadano de la Unión o del Espacio Económico Europeo, o de su cónyuge o pareja registrada, siempre que no haya habido una declaración de nulidad, divorcio o anulación del matrimonio, y que sean menores de veintiún años o mayores de dicha edad que estén a su cargo o sean incapaces.
4. Los ascendientes directos del ciudadano de la Unión o del Espacio Económico Europeo, o de su cónyuge o pareja registrada, que estén a su cargo, siempre que no haya habido una declaración de nulidad, divorcio o anulación del matrimonio, y que sean mayores de 65 años.
5. Cualquier miembro de la familia que esté a cargo del ciudadano de la Unión en su país de origen.
6. Cualquier miembro de la familia que conviva con el ciudadano de la Unión en su país de origen, siempre que se pueda demostrar una convivencia continua de 24 meses en dicho país.
7. Cualquier miembro de la familia cuyo cuidado personal sea estrictamente necesario debido a motivos graves de salud o discapacidad del ciudadano de la Unión.
8. La pareja de hecho no registrada, siempre que exista una relación estable y duradera que se pueda demostrar, generalmente con al menos un año de convivencia marital continua, a menos que tengan descendencia en común.

En resumen

Obtener la residencia legal en España es un proceso fundamental para una vida segura y legal en el país. Sigue las vías adecuadas y cumple con los requisitos establecidos para lograrlo. Si tienes preguntas o necesitas asesoramiento personalizado, no dudes en contactar conmigo y te guiaré en tu proceso de regularización. Tu futuro en España está en buenas manos.

Sobre el autor

Abogado con sólida experiencia en extranjería, gestiona con rapidez y eficacia solicitudes de nacionalidad española. Arraigos, tarjeta familiar comunitario, de residencia y trabajo, re-agrupación familiar, renovaciones y otras autorizaciones en toda España.

Comparte en tus redes

Deja un comentario